Los retoques que rejuvenecen sin cambiarte la cara

A partir de los 40 años las facciones se empiezan a desdibujar. Descolgamiento de mejillas, labios más finos, ojeras pronunciadas, pómulos caídos, arrugas localizadas, y señales que delatan el comienzo de una etapa menos lozana. La causa de esta pérdida de firmeza y elasticidad es la disminución de los niveles de colágeno y elastina principalmente.

La doctora Carmen Martín, especialista en medicina estética, acude al ácido hialurónico de un grado de reticulación media para aportar el volumen que necesita en esa zona. Comenta la doctora que se deben tener en cuenta las arrugas que han aparecido por flacidez y en cuyo caso habría que comenzar el protocolo utilizando la policaprolactona para potenciar la firmeza y posteriormente realizar pequeñas infiltraciones de ácido hialurónico.

Podéis leer todo el artículo pinchando aquí.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *